Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia

Lo último

Cíngaro: Los gitanos del cine que hacen ciudad donde llegan

Blog

Junio 04, 2020

Como es costumbre, desde la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), cada mes resaltamos la labor de quienes promueven y defienden nuestros derechos en la región.

En esta oportunidad, conversamos con Manuel Belloso, fundador de Cíngaro Cine, y con Ramón Bazó, Coordinador General de este concepto de cine móvil, quienes junto a un equipo de aliados y de amantes del mundo cinematográfico son nuestros defensores del mes, inquietos apasionados que dan vida al quehacer cultural en la ciudad y en la región, promoviendo los derechos culturales.

Un sueño llegó para quedarse en la vida de Manuel Belloso. A sus quince años de edad, fantaseaba con la idea de poder proyectar filmes y compartir con ávidas audiencias el embeleso que solo es capaz de transmitir el séptimo arte.

En sus sueños estaba previsto un punto de encuentro entre amantes del cine, sí, pero también ardía en su corazón la idea de compartir y contagiar su pasión a quienes lejos de tener acceso al mundo del cine, también soñarían con disfrutar de una buena película: un propósito que esperaría unas cuantas décadas para cristalizarse, pero que cambiaría la manera de ver el cine en Maracaibo.

En paralelo, Ramón Bazó fue acumulando un intenso amor por las producciones audiovisuales a lo largo de su vida, camino que iniciaría al ver películas con su papá en las grandes pantallas de los cines marabinos. Quizá no lo sabía, pero años más adelante, enlazaría su profundo conocimiento cinematográfico con el propósito de ir como gitano, esparciendo la idea de hacer ciudad y de llevar la cultura a las comunidades.

En el año 2012, la espera llegaría a su fin. Belloso, quien una vez siendo adolescente soñaba con compartir el cine, hacer cultura e iluminar espacios con el arte, vería hecho realidad este temprano anhelo. Cíngaro Cine comenzó a funcionar en el estacionamiento de Cobeca, de la mano de la Fundación Belloso, ligada durante años a la educación y la cultura en la región. 

Película a película, el amor por esta singular y gratuita manera de proyectar películas, fue creciendo entre los ciudadanos. Sobre todo, en el corazón de un experimentado Bazó, cuya pasión convergió con esta iniciativa y se sumó para aportar su amplio conocimiento y la trayectoria que supera los 15 años en el medio.

Hoy, este proyecto está cercano a cumplir ocho años impulsando y promoviendo actividades gratuitas para acercar el arte y la cultura a las comunidades. El concepto es simple, pero su incidencia poderosa: apenas son necesarios un proyector y una pantalla inflable, un amplificador de sonido, sillas y una selecta agenda cinematográfica, como herramientas que permitan crear espacios para reivindicar los derechos culturales de los zulianos.

 

Cine viajero

Luego de algunos años, el estacionamiento superior del centro comercial Costa Verde se transformó en el espacio ideal para construir ciudadanía. La cita se hizo popular: ¡Vamos los jueves a Cíngaro!

A las 7:00 pm, las sillas están enfiladas esperando ser ocupadas. A veces, son insuficientes para la cantidad de asistentes, pues “la casa se llena”, como dicen. En las más recientes proyecciones, hubo más de 70 personas que quedaron sin asientos, pero no se retiraron. Por el contrario, se hicieron lugar en el piso. Desde entonces, es necesaria la puntualidad para asegurar puestos, o llevar asientos propios, en caso de llegar con retraso.

A través del las redes sociales (@cingarocine) anuncian las películas que se proyectarán, que van desde títulos clásicos, producciones nacionales y filmes ganadores de festivales internacionales, hasta joyas del cine cuyas copias difícilmente se consiguen en la actualidad.

El fundador de esta actividad, Manuel Belloso, concibe Cíngaro Cine como un espacio cultural que se le entrega cada jueves a la comunidad, sin más protocolo que construir un encuentro entre personas que semana a semana se convierten en una gran familia.

«Cíngaro para mí se resume en hacer ciudad, sobre todo en estos momentos cuando la agenda cultural se ha achicado y es poca la gente que tiene acceso a la cultura», explica Belloso.

Ramón Bazó, coincide, y añade que también «representa la oportunidad de brindarle a los presentes el mejor cine del mundo, películas de los mejores festivales y de producciones independientes, una lista selecta para el disfrute de las personas» y resalta que Cíngaro «es la única alternativa cultural constante todas las semanas».

Sin embargo, nuestros defensores del mes no solo se limitan a las actividades de cada jueves. También llevan el cine a las comunidades durante la semana. Estuvieron recientemente en Santa Lucía, en el casco central de la capital zuliana, han recorrido otros municipios de la región como San Francisco, Jesús Enrique Lossada, Mara y Ciudad Ojeda; e incluso, han llegado hasta el estado Mérida, en Mucuchíes.

 

Alianzas para tejer cambios

Cíngaro Cine no ha estado solo. Diversas instituciones y organizaciones han respaldado esta iniciativa de cine itinerante, creando alianzas para enviar mensajes a través del poderoso séptimo arte.

Los enlaces que se han tejido van desde centros de artes como el Lía Bermúdez, el Centro de Bellas Artes Ateneo de Maracaibo y el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul), hasta casas de estudios, como la Dirección de Cultura de la Universidad del Zulia, el Cine Club de la misma alma máter, la Alianza Francesa de Maracaibo y el Centro Venezolano Americano del estado Zulia (Cevaz). Además, han recibido el reconocimiento y apoyo de la Fundación Manuel Trujillo Durán.

Estos gitanos del cine se han hermanado con organizaciones no gubernamentales para sensibilizar en materia de derechos humanos. En octubre de 2019, un inédito Ciclo de Cine por los Derechos Humanos llegó a los zulianos. En la primera edición de esta actividad, la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) definió la temática: “Expresión de Diversidades”, para llevar a los ciudadanos películas que variaban desde el derecho a la salud y los derechos ambientales, hasta el feminismo, los derechos de los pueblos indígenas y la comunidad LGBTIQ+.

Igualmente, han trabajado de la mano de Acnur y Hayas, en la proyección de películas con temática migratoria, en la que pudieron tocar los corazones de los asistentes sobre esta dura realidad que viene acentuándose entre los venezolanos.

Y es que hasta reciben llamadas de embajadas en el país, con la confiada solicitud de que puedan convertirse de plataforma para la proyección de selectas piezas cinematográficas que figuran en festivales internacionales de cine francés, italiano, alemán y holandés.

 

Más cine clásico, música en vivo y ópera

Cíngaro promete ampliar la agenda para el 2020. Entre los proyectos para este año que recién empieza, están contemplados incluir más episodios musicales a los encuentros semanales. Alianzas con artistas de la región, en sus diversos géneros, serán uno de los pilares de la expansión cultural que busca retomar Cíngaro Cine.

También, prevén incluir obras de ópera, género que se ha quedado sin espacios en la ciudad, y ofrecer a sus asistentes la posibilidad de apreciar las grandes joyas del cine clásico, un gusto que desean compartir con toda la familia Cíngaro.

Así, este proyecto gitano continúa creciendo como referencia de encuentro, para refugiarse entre audiovisuales de gran calidad, de contenido valioso para las responsabilidades de ser ciudadanos, para disfrutar entre amigos, o quizá entre alguna vez desconocidos que se convirtieron en familia un bendito «jueves de Cíngaro», porque además de acercar el cine a los zulianos, este colectivo entretiene, educa, pero sobre todas las cosas, crea ciudad.

Noticias Relacionadas

El kilogramo de queso en Maracaibo es 59% más costoso que su precio regulado

El kilogramo de queso en Maracaibo es 59% más costoso que su precio regulado

Junio 02, 2020

Leer más

Más del 90% de los hogares en Cabimas, Lagunillas, Maracaibo y San Francisco adopta estrategias de sobrevivencia para mantener un consumo básico de alimentos

Más del 90% de los hogares en Cabimas, Lagunillas, Maracaibo y San Francisco adopta estrategias de sobrevivencia para mantener un consumo básico de alimentos

Mayo 28, 2020

Leer más

 Worse living conditions and police violence marked Zulia´s human rights situation in 2019

Worse living conditions and police violence marked Zulia´s human rights situation in 2019

Mayo 21, 2020

Leer más