Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia

Lo último

'No es resignarse, es aprender a vivir y hacer las cosas cada vez mejor'

Blog

Codhez

Diciembre 30, 2019

Bethzabeth Bracho es la coordinadora de la Fundación La Papelera Tiene Hambre, una asociación que tiene como objetivo educar al ciudadano sobre el manejo de los residuos y los desechos. Para ella, el segundo apagón nacional no fue un obstáculo para organizar La Hora del Planeta en Maracaibo, un evento mundial que se realiza el último sábado de marzo de cada año para concienciar a la sociedad sobre la necesidad de adoptar medidas frente al cambio climático.

El apoyo de las organizaciones de la Red de Derechos Humanos y la Alianza Francesa de Maracaibo hizo posible un momento de respiro para los zulianos. En medio de la falta de la electricidad y las difíciles condiciones de vida, la iniciativa de las organizaciones de la sociedad civil fue clave para ofrecer un día de encuentro y renovación en torno al arte y el cuidado ambiental. Nuestra defensora del mes, comparte con nosotros sus pensamientos acerca de su labor y la experiencia que le dejó el evento del pasado marzo. 

¿Por qué te consideras activista por los derechos humanos? 

Soy activista por los derechos humanos porque hacen faltan personas que estén comprometidas con realizar cambios en la sociedad, en la que los políticos y el gobierno no hacen nada. Como miembro de la sociedad civil estoy comprometida a hacer algo y no esperar por las decisiones de los políticos, o que alguien más no haga nada, cuando lo puedo hacer yo. 

¿Qué es lo que haces desde tu fundación?

Desde la Fundación, empoderamos a los habitantes de las urbanizaciones para que hagan un tratamiento correcto de los residuos y los desechos, ya que tenemos un problema grave con la basura y ni siquiera tenemos un vertedero. 

El ambiente necesita que cambiemos nuestros hábitos. No es comprar y comprar siempre, es saber que cuando compras algo ¿a dónde crees que va a llegar? Si compras plástico, es necesario que se envíe a jornadas de reciclaje para disminuir la cantidad de plástico que termina en el Lago de Maracaibo. 

También fomentamos la creación de bosques urbanos. Si cada persona plantara un árbol y se dedicara a cuidarlo y echarle agua, tal vez pudiésemos vivir mejor. En Maracaibo no es sorpresa que hace mucho calor, si tuviéramos más árboles, la sensación térmica disminuiría. Las personas que caminan en la calle o se movilizan en bicicleta podrían sentir esa diferencia. 

En este momento, con tantas plantas eléctricas funcionando, ayudaría a disminuir los gases contaminantes que emiten estos equipos. Cada persona debería ser responsable de plantar un árbol. Se necesitan 20 árboles por persona para poder respirar adecuadamente un día. 

¿Cuántos árboles has plantado? 

Hasta ahora he plantado ocho árboles, entre mi urbanización y el jardín botánico. Frente a mi casa tengo uno que me gusta mucho, es un flamboyán, con flores de color naranja. 

En medio del segundo apagón nacional, fuiste la organizadora de la Hora del Planeta en Maracaibo ¿Cómo hiciste para levantar esta actividad en medio del caos que vivía la ciudad, y por qué lo hiciste?

Era lógico pensar que el problema del servicio eléctrico no se iba a arreglar de un día para otro. A todos nuestros colaboradores, artistas, músicos y profesores les dije que el evento iba con o sin electricidad. 

Durante todo el mes los apagones fueron prolongados y continuos, por ejemplo,  la electricidad se fue el viernes 29 de marzo y la actividad estaba prevista para el 30 de marzo. Fue difícil hacer el evento con tantos impedimentos para su promoción. Nosotros decidimos que lo íbamos a hacer igual y que se llegara quien tenía que llegarse a la plaza de la República, que fue el lugar del evento. 

Llegaron las organizaciones de la Redhez y las otras personas que montaron un bazar ya estaban allí. La actividad se hizo desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la noche. Pusimos todo nuestro empeño para que saliera lo mejor posible, y pudimos disfrutar de un día normal a pesar de que estábamos en una situación  completamente anormal. 

Hubo clases de yoga, rodada de bicicletas, un conversatorio sobre ciudades sostenibles, talleres de escritura de poesía, presentaciones musicales, teatrales y muchas otras actividades. Incluso hicimos un sopazo para las personas que llegaran, sin la necesidad de que fueran parte de las actividades. Fue una especie de burbuja, en medio de todo lo que estaba ocurriendo en la ciudad.  

¿Qué diferencia hubo entre este evento y los pasados? 

Normalmente hacemos promoción por más de un mes y tenemos sonido para las bandas musicales. Sin embargo, para mí este año estuvo mejor que nunca. En los últimos cuatro años, el evento es desde 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde, pero este año se extendió muchísimo tiempo más. 

La plaza estaba totalmente llena de actividades para realizar y todo era totalmente gratuito. Exposiciones fotográficas, talleres de escritura para niños, dibujos de retratos, entre otros. Fue realmente increíble. 

¿Para este tipo de actividades te gusta involucrar el arte? 

El arte es la manera en que las personas se sensibilizan. A mi parecer, el arte genera emociones que hace que las personas se sientan más solidarias. Cuando las personas ven arte pueden llegar al otro.

¿La Hora del Planeta fue una oportunidad de encontrarse con el otro? 

Las personas no recordaban que no teníamos electricidad en Maracaibo. La gente quería quedarse en la plaza porque fue un espacio lindo y dinámico para encontrarse. Después del primer apagón, las personas quedaron devastadas, desanimadas y sin ánimos de vivir. Ese día pudieron encontrarse con sus amigos, y vieron que existen personas que aún queremos hacer algo por la ciudad. 

Creo que las personas que fuimos ese día hemos podido sobrellevar mejor la situación, porque lo ideal no es resignarse, es aprender a vivir para poder sobrevivir y hacer las cosas cada vez mejor. La meta es que todos seamos mejores ciudadanos, porque esto es lo que necesita Venezuela: ciudadanos más sensibilizados, educados y concientizados sobre el impacto que pueden generar.

 

 

Prensa Codhez
Fotos: Iván Ocando/ María Alejandra Sanchez 

Noticias Relacionadas

La inseguridad alimentaria agudiza la vulnerabilidad de las madres en Maracaibo

La inseguridad alimentaria agudiza la vulnerabilidad de las madres en Maracaibo

Diciembre 10, 2019

Leer más

Día Internacional del Voluntariado: Conociendo a voluntarixs de Codhez

Día Internacional del Voluntariado: Conociendo a voluntarixs de Codhez

Diciembre 10, 2019

Leer más

Resumen agosto - octubre 2019: Situación General de los Derechos Humanos en el Zulia

Resumen agosto - octubre 2019: Situación General de los Derechos Humanos en el Zulia

Diciembre 06, 2019

Leer más