Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia

Lo último

Caos en Maracaibo: graves secuelas del apagón nacional

Blog

Codhez

Octubre 14, 2019

En el estado Zulia el servicio eléctrico se interrumpió en muchos sectores desde la 1:00 de la tarde del jueves 7 de marzo, y a partir de las 5 de la tarde en toda la región así como en el resto del país. El servicio comenzó a restablecerse, más de 100 horas después, sobre las 9 de la noche del lunes 11 de marzo, aunque con fluctuaciones de voltaje y apagones durante el transcurso del 12 de marzo. Asimismo, la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) reportó que algunos sectores de Maracaibo estuvieron 125 horas sin electricidad, es decir, sin servicio hasta las 9 de la noche del martes 12.

Ante este apagón nacional, en el contexto de la emergencia humanitaria compleja, desde Codhez se advierte que el acelerado empeoramiento en el acceso a bienes y servicios de primera necesidad, así como las generalizadas situaciones de violencia y presencia de grupos civiles armados, atentan contra la vida de los zulianos. Los servicios de salud, que en 32 de 34 hospitales públicos del Zulia están en riesgo de quedar inoperativos, fueron afectados con especial gravedad por el apagón nacional. Además de la imposibilidad de hacer compras de manera regular durante el apagón, limitando el acceso a bienes y servicios básicos, se han generado situaciones de saqueo en supermercados y otros establecimientos comerciales. La intensa escalada de este fenómeno ha causado una situación de violencia generalizada, con una evidente falta de respuesta por parte de las fuerzas de seguridad del Estado que no han garantizado el orden público y la protección a los establecimientos que expenden alimentos y medicinas, e incluso ha habido una activa participación de algunos funcionarios policiales y militares en los saqueos.

Luego de constatar y registrar información durante los días 7 al 12 de marzo, con el apoyo de la Red de Derechos Humanos del Estado Zulia (Redhez), Codhez destaca las dificultades de diversos centros de salud para prestar sus servicios, así como la grave situación de saqueos en diversos comercios en toda Maracaibo.

Colapso en centros de salud de Maracaibo

En el Hospital de Especialidades Pediátricas, durante el apagón nacional, la planta eléctrica disponible permitió que se habilitara un pabellón y la dotación de energía a un piso donde se encontraban dos niños hospitalizados, pero insuficiente para energizar el aire acondicionado de la sala de quimioterapias que debieron ser suspendidas. El domingo 10 de marzo fallecieron siete personas en el Hospital Universitario de Maracaibo por complicaciones que no pudieron atenderse debido a la falta de electricidad. Por su parte, en el Hospital General del Sur los ingresos por emergencia fueron restringidos a solo los casos más graves. Sin embargo, entre lunes y martes, murieron tres niños por causa de desnutrición, incluyendo a un niño yukpa.

El Hospital Noriega Trigo, dependiente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), solo contó con dos enfermeras de guardia una de las noches. Durante el apagón en el Hospital Adolfo Pons, también dependiente del IVSS, solo estuvo operativo el servicio de medicina interna, aunque remitiendo a los pacientes a otros centros.

El Centro de Diálisis de Occidente interrumpió sus servicios al no contar con planta eléctrica, reportándose la muerte de al menos cuatro personas que allí eran atendidas. En otro centro de diálisis, Unidad de Diálisis del Lago (Unidialca), ubicada en el sur del área metropolitana de Maracaibo, constatamos la muerte de una persona ocurrida el martes 12 de marzo, después de 6 días sin recibir tratamiento. Esta unidad no cuenta con planta eléctrica ni servicio de agua potable. Por su parte, el Hospital General del Sur cuenta con 50 máquinas de diálisis que han podido activarse durante esta coyuntura, pero solo dos se encuentran operativas para pacientes con hepatitis.

Saqueos azotan Maracaibo 

Desde el sábado 9 de marzo, el área metropolitana de Maracaibo ha experimentado saqueos en gran parte de sus supermercados y otros comercios, incluyendo carnicerías, charcuterías y panaderías. Estos han continuado incluso después de la restitución del servicio eléctrico en varios sectores de la ciudad durante tempranas horas de la mañana el martes 12 de marzo. Según Fedecámaras Zulia, han ocurrido saqueos a 22 supermercados, 30 panaderías, y más de 300 locales ubicados en centros comerciales y sitios particulares.

Las fuerzas de seguridad del Estado no han garantizado el orden público, permitiendo los saqueos a supermercados y centros comerciales de mucha importancia para el suministro de alimentos a la población. En algunos casos se ha reportado que funcionarios policiales y militares han participado en ellos. En todos los sectores de la ciudad se han reportado graves situaciones de violencia, incluyendo el uso de armas de fuego por grupos civiles armados, sin ningún tipo de protección policial a la población, y a veces con complicidad de funcionarios. La situación de violencia ha sido de especial gravedad en el sector de La Curva de Molina y los alrededores de la Circunvalación 2 (oeste) donde no han cesado los saqueos y los enfrentamientos con armas de fuego.

En este contexto, Codhez exige una respuesta oficial efectiva que garantice que los hogares marabinos puedan acceder a alimentos y otros bienes esenciales lo más pronto posible. Recordamos que este acceso ya es limitado por las condiciones en las que viven las personas en la Emergencia Humanitaria Compleja que atraviesa el país. Además, en la Encuesta de Seguridad Alimentaria realizada en 2018, el 46,8% de la población reportó que compra sus alimentos a diario y 15,9% cuatro veces a la semana. Dadas las limitaciones para comprar con tarjeta de débito o de crédito como consecuencia de las fallas en el servicio eléctrico que ha afectado las telecomunicaciones, ha sido casi imposible comprar alimentos a menos que se tenga una gran cantidad de efectivo en bolívares, que escasean, o en moneda extranjera —principalmente, dólares estadounidenses. Al terminarse los pocos suministros de alimentos en los hogares, que se suma a la imposibilidad de muchos de poder comprar comida, algunas personas se han desesperado por obtener alimentos, agua, y también hielo para conservar carnes y medicamentos. Aunque se ha restituido el servicio eléctrico, la situación de comercios saqueados empeora este panorama.

Por otra parte, al haber una gran escasez de alimentos —que alcanzó una tasa de 72% en alimentos de consumo frecuente entre octubre y enero en Maracaibo—, ciertos comercios elevaron sus precios sustancialmente y cobraron en divisas. Botellas de cinco litros de gasolina se venden a USD 8 a los alrededores de la Plaza de Toros en Maracaibo (norte), una recarga de un botellón de agua de cinco litros cuesta USD 1 o Bs. 3.500,00 y comprar un botellón nuevo con agua USD 16. La carga de batería de teléfonos celulares llegó a costar USD 1 por 10 minutos en algunos sitios.

Codhez exhorta a la comunidad internacional que debe estar en alerta por lo que ocurre en el Zulia y velar por los derechos de los zulianos, en particular los de las personas más vulnerables, así como por la seguridad de periodistas y activistas de derechos humanos.

 

Texto: Prensa Codhez
Fotos: Iván Ocando 

Noticias Relacionadas

Empobrecimiento y dificultad para acceder alimentos: análisis del reporte preliminar de Seguridad Alimentaria 2019

Empobrecimiento y dificultad para acceder alimentos: análisis del reporte preliminar de Seguridad Alimentaria 2019

Octubre 22, 2019

Leer más

Monitoreo alimentario del 14 y 15 de octubre

Monitoreo alimentario del 14 y 15 de octubre

Octubre 18, 2019

Leer más

Crece la dependencia de las familias marabinas para alimentarse: 5 de cada 10 hogares recibe remesas cada mes

Crece la dependencia de las familias marabinas para alimentarse: 5 de cada 10 hogares recibe remesas cada mes

Octubre 15, 2019

Leer más